lunes, 7 de agosto de 2006

Si me denuncia, la mato

El hombre machista no siempre da la cara a la sociedad. Actualmente nos encontramos ante crímenes donde aparentemente la pareja no demostraba esa violencia como para que un día amanezca ella y su hijo muerto.
El machismo hoy ya no esta bien visto, pero se sigue practicando. Los padres seguimos educando en la posible posesión del hombre sobre la mujer. Las voces que hablan de igualdad en sus hogares no son todavía la mayoría, aunque para los que lo intentamos nos parezca una barbaridad.
No olvidemos que nosotros solo representamos a una familia y desconocemos lo que se hace y se dice de puertas para adentro en nuestros vecinos. Y en conciencia tenemos que pensar por como nos van las cosas que deben ser muy pocas. La horrenda decisión de arrebatar la vida a una mujer y a unos hijos antes de soportar una separación, o afrontarla lo demuestra.
La moda de ahora es el intento siempre fallido del suicidio del cobarde machista, maltratador. Lastima que sean tan certeros con el ser ajeno y fallar tanto en su propio suicidio. ¿No seria más efectivo para ellos mismos, cambiar el orden de los factores? Primero podrían probar a suicidarse y luego en todo caso si les queda vida a intentar poner fin a las otras criaturas, que bastante deben haber pasado durante los años de opresión bajo sus demandas, sus acosos, y sus dominaciones.
Con esto no pretendo alentar a nadie a hacerlo, pero si que me resulta chocante que acierten en el cuerpo ajeno y fallen tanto en el propio a la hora de empuñar un arma. ¿Acaso pensaran que haberlo intentando les exime de culpa por ser unos salvajes? Esta ley debe estar haciendo agua por alguna junta. Esta goteando sangre continuamente. Si mi mujer me denuncia, la mato.

No hay comentarios: