sábado, 7 de octubre de 2006

Cuando ruge la marabunta

Parece que se lo están pensando mucho.
Me refiero a la agrupación socialista de Alicante y a su grupo municipal. Y hablo de la posición que tendrán que tomar, más pronto o mas tarde sobre la acción de la remodelación del Rico Pérez y la supuesta recalificación del terreno, necesaria para poder edificar esa torre de donde se sacará el dinero y el beneficio para tan magnifica obra.
Y a mi me parece que puede estar bastante clara la definición de la oposición. En primer lugar, y sin olvidar que representan a muchos votos de izquierda, es respetar aquel acuerdo al que llegaron el no amigo Ortiz, y el no alcalde Alperi. Que se basaba en dos puntos importantes, remodelación del estadio, y no recalificación de los terrenos para uso y disfrute de otra cosa que no fuera exclusivamente suelo deportivo.
Así pues, respetando aquel trato entre supuestos caballeros, el grupo municipal de la oposición debería estar de acuerdo en la reestructuración y modernización del estadio de nuestro equipo principal de fútbol y en contra de la recalcificación de terrenos a gusto del consumidor o la promotora y en contra de los intereses del pequeño comercio, o del ciudadano de a pie. Sobre todo por una razón principal.
Ya es desgracia haber privatizado el campo del Hércules, pero si encima se le vende a una sociedad porque el Hércules debe sus impuestos al Ayuntamiento, es demencial. Prueben ustedes a deber algún impuesto y verán como les levantan hasta los azulejos del baño de su casa. Pero el Hércules, versus Ortiz, es intocable.
El partido Socialista debe tener en cuenta la honradez de los proyectos que apoya, la moral en que se basan y sobre todo, la repercusión en el bienestar social de toda la ciudadanía. A ver si vamos marcando la línea que nos diferencia ante los alicantinos.

Moros y Cristianos

Escucho una noticia que nos dice que el Imán de Málaga pide al gobierno de este país que se eliminen las fiestas de moros y cristianos, por parecerle una burla y una degradación para su cultura y lo mas importante, que no tienen cabida ese tipo de fiestas en una España democrática. Lo que nos faltaba, le dice el muerto al degollao.
Y todo esto en aras de la buena convivencia. O sea, que podríamos jugar a los cromos, yo te cambio tres filaes de moros y tú liberas a tu mujer de ir tapada hasta las cejas para respetarla. Yo te cambio una capitanía, y tú permites a tu mujer que tenga libertad para ir y venir, o hablar o no estar de acuerdo con lo que tú piensas y opine igual que tú. Te cambio una de almogávares, por la carrera universitaria de tus hijas, a las que debes permitir que estudien lo que deseen.
En aras de la buena convivencia, es vuestra comunidad que ha decidido emigrar a este país la que debe integrarse en él y en sus costumbres, no al contrario. La comunidad que recibe, la nuestra, ya intenta comprender como aun se siguen teniendo ciertas costumbres poco democráticas, machistas y poco saludables en el piso de al lado.

A ver si podemos distinguir una fiesta que representa una realidad, y que si la comprendiera su comunidad se daría cuenta que es una representación histórica, simple y llanamente. Para recibir, hay que dar antes.

Ya me gustaría a mí poder ir a su país de origen y dictar allí lo que se puede o no se puede hacer en aras de la convivencia. Por favor, respeten la cultura de los demás, que ya intentamos hacer nosotros lo mismo con la suya. Y si se sienten ofendidos por la historia, intégrense ustedes en la fiesta y comprenderán mucho mejor su significado. O mejor, que se integren sus esposas e hijas y así practicaran la tolerancia que nos piden a los demás.

Los cambios educativos

No es difícil entender porque hay niños a los que ya no les interesan las clases de Religión o padres que consideran que el lugar apropiado para ello no es una escuela pública.
Esta situación no tiene que ver con el Estado y si con la propia Iglesia y su política de la Edad Media. Para empezar y sin alarmismos la bajada del numero de niños que asisten a religión es en las escuelas públicas cosa muy natural.
Cada día es más común encontrar padres que son creyentes pero no practicantes. Las decepciones, los diferentes tipos de familia y la propia vida social hace que las obligaciones que impone la Iglesia sean un inconveniente para practicar esta religión tal y como dictan sus normas.
Desde los propios obispados tienen que intentar respetar la libertad que puedan tener los ciudadanos para elegir esta u otra religión, que al fin y al cabo queda en el ámbito privado y no tenemos que dar explicaciones a nadie y de una vez por todas mucho menos al Estado.
Cada vez también hay menos futuros profesores matriculados en la asignatura de Religión. La pregunta se la tiene que hacer la propia Iglesia y seguramente tienen la respuesta, si es que son sinceros en contestarse.
La vida continua, pero la Iglesia sigue donde estaba, y cada día se distancia mas del ciudadano, del mismo modo que lo hace cualquier otra forma de dogmatismo que lleve al recorte del libre albedrío. Convivimos con otras personas a las que hay que respetar y para eso hay que encontrar lugares donde no se enturbie la convivencia.
Una de ellas es la Escuela Pública y para eso hay que respetar las decisiones tanto de unos como de otros. De esto trata la asignatura Educación para la Ciudadanía. La escuela pública no es el lugar para impartir ningún tipo de religión, al menos desde hace 30 años ya no debería serlo.

El machismo en las féminas.

Señora Silvia Serra. No sabe cuanto me alegro que usted viva en un mundo donde el hombre y la mujer practican y viven en igualdad, y tienen las mismas oportunidades.
Si en alguna ocasión nos encontramos quisiera que me lo indicara, para así poder también pertenecer o formar parte de él. Quiero pensar que usted lee habitualmente el periódico, y por eso intuyo que sabe positivamente que todos los días ocurren situaciones en las que la mujer, por su genero esta en desventaja con el hombre.
Espero que no le ocurra nunca nada así, ni que en su vida tenga por un mismo trabajo un menor sueldo, ni que su marido la maltrate, ni si quiera que tenga que soportar esos chistecillos a los que usted alude y con los que yo convivo igual que muchas otras señoras y que no nos parecen tan simpaticos como a usted.
Seguramente su realidad no es la misma que la de muchas mujeres de este mundo. Suelo tener los pies muy en el suelo y los pajaritos los vi cuando aun creía que el mundo era igual para todos, y de eso hace ya muchos años.
Con los años me he dado cuenta que no es así. Al no conocernos todo son conjeturas y así comprendo las que usted hace de mi persona y de mi forma de vida.
Por supuesto que todos los hombres no terminan sus negocios en un famoso club de la ciudad, si no la mayoría de las señoras tendríamos que llevar gorro para ocultar los cuernos.
Pero en altos círculos la vida es asi, se fomenta esa idea y hablábamos en aquel escrito de una mujer que alcanza altos cargos. ¿Conoce que es la cuota política? Se comentaba la desigualdad que se producía en los partidos por razones de género.
Permítame que diga algo que olvidé decir en mis anteriores cartas. Siempre defenderé la igualdad, la libertad, la justicia y la posición de una mujer frente a un hombre en aras de esa misma igualdad, aunque comprendo que aun existen muchas mujeres que son ellas mismas las alentadoras del machismo como usted misma hace en su escrito.

El miedo a la nueva asignatura

Me veo en la obligación moral de aclarar algunos conceptos manipuladores. Aclarar que las religiones nunca son laicas. Que el laicismo significa la separación de las religiones y el Estado. Que el día que este estado o cualquier otro sea laico, nos irán mucho mejor las cosas. Nuestra LOE no esta influenciada por el laborismo anglosajón sino por la Institución Libre de Enseñanza. Organismo de principios netamente morales, con una ideología laica y humanista, una educación libre de dogmas.
Como todavía nos regimos por antiguos tratados pueden estar tranquilos que la asignatura de religión católica no va a desaparecer de las escuelas privadas, ni de las concertadas ni como optativa de las públicas. Pero que el mejor sitio donde se debería impartir sería en sus lugares de culto. ¿Que mejor sitio para enseñar la fe a sus fieles que allí, con personas preparadas y que profesan la misma fe?. En todo caso, lo que deberían hacer los colegios concertados, subvencionados por este estado rojillo, es tener el mismo porcentaje de inmigrantes por ley que cualquier escuela publica.
Todos somos libres de elegir la educación de nuestros hijos, por eso existen las diferentes escuelas de diferente índole en nuestro país. Lo que tenga que comentar B. XVI será significativo para los católicos, pero no tiene porque serlo para el resto de la población y más en un estado democrático y con libertad de elección de religión. Hagan el favor de no tensar la goma mas de lo necesario que un día les dará en las narices. No manipulen a los padres ni a los niños. La nueva asignatura no va a suplantar a ninguna. Va a ser complementaria. No restará ningún valor a la religión, pero aportará al niño saberes y conocimientos sociales. Por ejemplo, el respeto a la decisión de creer o no creer.