martes, 7 de noviembre de 2006

Las avionetas que frenan la lluvia

Quiero dar mi apoyo al escrito de Angeles Caceres en el tema de la avioneta tan sospechosa.
Todos los que vivimos en el campo lo sabemos y lo llevamos aceptando desde hace muchos años. Yo, que ni si quiera soy periodista, lo conozco desde ni se sabe.
La avioneta sube por el cauce del río Seco, supera la pared del Pantano de Tibi y ya todos los agricultores de la zona saben que ese día que aparentemente iba a llover, ya no lo va a hacer. Si miro desde Alicante, la avioneta aparece desde Muchamiel, da círculos por la zona los Ángeles, San Vicente, y Foncalent y las nubes que bajaban de la montaña desaparecen.
El mismo domingo, que aparentemente estaba muy nublado, me preguntó mi hija si cogiamos el paraguas, inmediatamente oí a la avioneta y le conteste, no, hoy no llueve. Si usted se fija bien, en esta ciudad solo nos pilla la lluvia o antes de amanecer o cuando la cantidad de nubes ya no es modificable. Pero estoy convencida sin tener tampoco conocimientos de meteorología, que si esa avioneta no sobrevolara en círculos ciertas zonas, en las que supongo que no es interesante que caiga agua cuando no debe, repito estoy convencida que mas de seis litros nos caerían de vez en cuando.
Al vivir en la ciudad, los ruidos hacen que un vuelo de una avioneta pase desapercibido, aun así, no es su ruta de vuelo sobrevolar la ciudad, pero cuando vives en el campo miras al cielo continuamente y ves claramente día tras día el vuelo de esa avioneta que hace que tengas que conectar el riego por goteo.
Los agricultores hace años han puesto nombre al que lo provoca, no seré yo tampoco la que lo publique aquí. Al principio piensas que son casualidades de la vida, pero al final dices aquello de: aquí hay colillas, eso es que han fumao.

No hay comentarios: