jueves, 17 de mayo de 2007

La ceguera de la corte

Pla es bueno, lo que ocurre es que no le entendemos y solamente pensamos en que deje su cargo sin permitirle que lo vuelva a intentar por enésima vez.
En esta ocasión, si que va a hacer una buena reflexión y va a rodearse de muy buenos barones y condesas que le ayudaran en esta conquista del feudo del PP en el Reino de Valencia. Es un incomprendido, lo único que ha ocurrido es que no se han entendido bien sus palabras, todo se ha trasgiversado y, por que no sabemos que tipo de hechizo han bebido los votantes, no se le vota como debería ser desde hace muchos años.
Aun así, hay que apoyar al Marqués de Carabás, como anteriormente se apoyaron a otros barones en otras comarcas hasta que llevaron al pueblo a una revolución con guillotina por en medio y cabezas cortadas. Cabezas que al no haberse enterrado adecuadamente y con algo de riego sanguíneo todavía andan ávidas de venganza y no saben por donde meter la navaja o protagonizar una sangría entre sus compañeros de las comarcas.
El gobierno central tiene la culpa también. No ha sabido vender las bondades de sus ideas. Ni nosotros tampoco hemos sabido vender nada, ni siquiera la puesta en marcha de tales ideas como la ley de igualdad o de dependencia. Ni tan siquiera con palabras sencillas explicar que los ríos desembocan su agua al mar, y lo contrario no es la solución y los trenes para funcionar tienen que tener vías, que todavía el Monarca del Reino de Valencia no ha colocado porque gastó todo su dinero en la venida del Papa y en unas regatillas que solo disfruta la capital del reino.
Y no es que la plebe seamos tontos ni lelos, que veréis y comprobareis en los futuros eventos que no lo somos. Es que queremos ver las cosas claras, menos corte y más poder de decisión para el pueblo socialista que os eligió y para el que trabajáis no lo olvideis.

No hay comentarios: