sábado, 29 de diciembre de 2007

Vuelven los 70

¿Doctor como va el enfermo? La cura va bien, pero el ojo lo pierde.

El secretario de organización del PSPV Alfredo Boix dice que "los valencianos reconocerán el próximo 9 de marzo que los socialistas cuentan con los mejores candidatos para defender los intereses de esta Comunitat". Pues no se que decirte compañero.

Si leo y releo las listas no veo a los mejores candidatos para ganar, si no para perder, como llevamos haciendo desde el 95.
Veo a la quinta del biberón (eso quisieran ellos y con todos mis respetos para aquella gran quinta). Veo a los que por lo visto no tienen cotizado lo suficiente como para poder jubilarse de una vez por todas. Veo a compañeros que ya fueron Senadores cuando yo tomé la comunión, incluso algunos me dieron clases de Latin, pero por pocas horas , veo a Diputados que pensaba estarían ya con sus hijos y nietos comiendo polvorones y dejando paso a nuevas compañeras y compañeros que pudieran dar un soplo de aire nuevo, que no renovador a este partido, lo que da la impresión que en esta Comunidad en vez de querer ganar, lo que se pretende es vivir perennemente en la derrota.

No comprendo estas listas, quizás porque soy una ignorante o una ingenua. No veo razón ni mérito alguno por el que tenga que estar Franco, Azorin, Alborch o Ciscar por citar algunos. Estos compañeros tan valiosos para el PSPV por su experiencia y por sus años de militantes como caducos de cara a la sociedad valenciana, alicantina y castellonense. Quizás el partido debería pensar en poner a todos estos compañeros y compañeras que tanto hicieron en su día en algún comité de sabios, en algún comité de consulta para los más nuevos y nuevas. Pero lo que no se puede este partido es retrotraerse a los años 70 y 80 porque esto no nos hace a los ojos de los ciudadanos como el futuro, nada luchadores, nada socialistas. Todo lo contrario. Que el señor nos coja confesados.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Asesinos y no victimas


La ley contra la violencia de género me parece que tiene que estar haciendo aguas en algún sitio y todavía no hemos descubierto donde.
Yo para empezar procuraría cambiar la forma de definir a los protagonistas de esta violencia. Siempre se habla en los medios de información de las “victimas”. La noticia comienza siempre diciendo: “otra victima de la violencia de género”. Podríamos darle la vuelta al sentido de la frase, podríamos comenzar diciendo: “otro asesino ha conseguido su propósito, matar a una persona por no asumir su frustración”.
La mujer se presenta como victima de un pobre desequilibrado y eso no es cierto. La mujer ha sido victima hasta llegar a su propia muerte de muchos y muchas personas que no la han ayudado en su camino. Muchas de esas veces sus propias familias no la han defendido como deberían, otras sus propios amigos no han creído tales barbaridades, también ellas mismas no han tenido valor para afrontar la situación. Una de las cuestiones puede ser la dependencia económica de un marido, pero cada día se ven más asesinatos de ex parejas y eso solo significa que el fracaso y la rabia no han sido afrontados por el asesino.
De algún modo hay que proteger a una mujer que incluso momentáneamente puede perdonar, porque todos sabemos positivamente que al poco la va a asesinar. Con algún dictamen a ese agresor y medio loco hay que apartarlo de ella. Y está claro que el alejamiento no es el método. Debemos ayudar a esas mujeres teniendo centros abiertos para atenderlas, en todos los barrios, en muchas ciudades, y en muchos pueblos.
Que cualquier mujer pueda entrar en ellos y asesorarse, darle protección total, que se sienta segura para afrontar ese trago amargo por el que esta pasando. Dándole alternativas y soluciones

viernes, 7 de diciembre de 2007

Apoyo del Gran Oriente de Francia a la Democracia Española

Comunicado de Prensa"Apoyo a la Democracia Española"
Cuando España se prepara a cumplir con coraje el examen de uno de los períodos más sombríos de su historia, el Gran Oriente de Francia (G.O.D.F.) quiere dar su apoyo a este necesario trabajo de memoria.
Al mismo tiempo sólo podemos asombrarnos al ver dar al Vaticano un paso simbólico, excepcionalmente importante, beatificando cerca de 500 religiosos víctimas de la guerra civil española. La elección de tal gesto no es anodina. Es en efecto sin ambigüedad. Mientras que el paso del gobierno español debería ser saludado por todos, algunos - entre los más reaccionarios – trabajan habitualmente en reafirmar la actualidad de ideologías que sólo pueden inquietarnos.
El G.O.D.F. comprueba que el Vaticano con esta acción realiza una fractura efectiva con el espíritu del Concilio Vaticano II, en contradicción con los pasos emprendidos por Juan XXIII como por Pablo VI, hostiles siempre hacia el General Franco.
El G.O.D.F. quiere expresar su inquietud cuando este gran país supo vivir una transición democrática ejemplar encarnando los valores humanistas y laicos que fundan la Europa moderna. El G.O.D.F. llama a la vigilancia a todos los que - en Europa - tienen empeño de ver progresar estos valores hoy amenazados por la vuelta de viejas ideologías que hicieron tanto mal a los hombres de progreso y de buena voluntad.
Paris, 31 de Octubre de 2007

La mis de mi familia


Hoy sale un articulo sobre las mises.

No quiero olvidar una época en la que mi familia y yo vivimos ese mundo.
Tenemos muy buen recuerdo de aquellos años en los que mi hermana, por conseguir un viaje con unas amigas, se metió en el mundo de la pasarela y todo lo que pudo vivir gracias a ello.

Primero fue mis Bacarrá (una discoteca de Gandía).
Después fue mis Comunidad Valenciana.
En el siguiente certamen, el de Mis España quedo 1º dama.
En el siguiente que se presentó fue Mis Joven Internacional y también quedó 1º dama.
De aquel viaje a Japón y de su éxito quiero que quede constancia en mi blog.
Un beso Mari Carmen!!!

EL MORTAL PECADO Y EL LEGALÍSIMO DELITO DE UNA MASONA


Si hiciéramos un análisis de la historia, y no solo española, analizando la lucha por la democracia y tuviéramos que elegir a una persona que hubiera destacado mas que ninguna otra, solo obtendríamos una respuesta: Dña. Clara Campoamor.
Si tuviéramos que elegir un episodio, en la historia de España, en el que los políticos democráticos, pusieron sus intereses electorales por encima de la democracia, hasta el punto de prohibir el voto a la mitad de la población, sin duda obtendríamos la misma respuesta: el episodio que causó la muerte política a Dña. Clara Campoamor.
Si tuviéramos que elegir, en toda la historia de España a una persona que por haber luchado y conseguido una democracia de todos y para todos, fuera condenada al ostracismo en el extranjero y a volver a su país, solo para que sus cenizas fueran esparcidas, volveríamos a obtener la misma persona: Dña. Clara Campoamor.
Varias generaciones tuvieron que luchar en América, o en Inglaterra, para conseguir que la mitad de la población, las mujeres, pudieran acudir a las urnas. En España, solo hizo falta la lucha de una sola persona: Dña Clara Campoamor. No hizo falta el paso de generaciones: lo consiguió en un solo día.
Primo de Rivera, otorgó el voto a la mujer de mas de 40 años. Tras la instauración de la Segunda República, en 1.931, no se permitió que las mujeres votaran. Podían ser elegidas pero no se las dejó acudir a las urnas y Dña. Clara fue elegida diputada por el Partido Radical, al que pertenecía por ser según ella, republicano, liberal, laico y democrático.
Formó parte de la Comisión Constitucional de la República y luchó en ella por la no discriminación por razón de sexo, la igualdad de los hijos extramatrimoniales y el sufragio universal: de las mujeres también. A excepción de esto último, todo lo demás lo consiguió en la Comisión Constitucional. El voto femenino hubo de debatirse en el Parlamento.
La lucha fue hercúlea. La izquierda no quería que votara la mujer porque –pensaban- que influidas por los curas iban a votar a las derechas. El hecho de que permitir el voto universal, pudiera perjudicar al partido propio, fue motivo mas que suficiente, para oponerse al voto femenino, hecho éste, que quedará para los restos como ejemplo de mediocridad y que llenó de ignominia a muchos políticos republicanos.
La derecha de entonces no estaba muy de acuerdo, pero apoyaban el voto femenino porque pensaban que les favorecía. Se aprovechó la ausencia de la derecha del Congreso debido a la Ley de Congregaciones, para liquidar de un plumazo, solo con la asistencia de la izquierda que no lo apoyaba, el derecho al voto universal. No se pudieron poner las cosas peores para Dña. Clara.
Aquél 1 de octubre de 1.931, Dña. Clara, tuvo que escuchar en el Congreso que no se debía aprobar el voto femenino, "hasta que las mujeres dejaran de ser retrógradas" (Álvarez Buyita, Rico); "hasta que transcurran unos años y vea la mujer los frutos de la República y la educación" (Victoria Kent) o indefinidamente, "porque las mujeres son histéricas por naturaleza" (Novoa Santos); Hubo quieres proponían excluir esta cuestión de la Constitución, para poder negarlo si las mujeres no votaban de acuerdo con el gobierno (Guerra del Río) o reducir el derecho a voto a las mayores de 45 años "porque antes la mujer tiene reducida la voluntad y la inteligencia" (Ayuso). Las otras dos únicas diputadas en aquél Congreso Constituyente, Victoria Kent, del Partido Radical Socialista, y Margarita Nelken, del PSOE, también feministas, consideraban inoportuno el reconocimiento del voto femenino y no lo apoyaron.
Ante estos argumentos se alzó la sola voz de Dña. Clara. “No se trata aquí esta cuestión desde el punto de vista del principio, que harto claro está, y en vuestras conciencias repercute, que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos….. una Constitución que concede el voto al mendigo, al doméstico y al analfabeto –que en España existe– no puede negárselo a la mujer.” “ No olvidéis que no sois hijos de varón tan sólo, sino que se reúne en vosotros el producto de los dos sexos…..
En ausencia mía y leyendo el diario de sesiones, pude ver en él que un doctor hablaba aquí de que no había ecuación posible y, con espíritu heredado de Moebius y Aristóteles, declaraba la incapacidad de la mujer…. Todos somos hijos de hombre y mujer y recibimos por igual las dos partes de nuestro ser, argumento que han desarrollado los biólogos. Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí, ni de mí a vosotros. . No cometáis un error histórico que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar, al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza nueva, una fuerza joven.”
Dña. Clara, contra todo pronóstico, ganó el debate y se aprobó el voto femenino, en igualdad al masculino. Prieto salió del hemiciclo diciendo que aquello “era una puñalada trapera para la República”.Dos años mas tarde, la derecha gana las elecciones, la izquierda culpó a Dña. Clara por haber logrado el voto femenino y a partir de aquí, es olvidada. La victoria partidista por encima de la democracia, fue el bisoño modo de ver la política por los políticos de entonces. ¿De entonces?.
Quiso ingresar en Izquierda Republicana, y sometieron a votación su petición, solo para humillarla se hizo en público, exhibiendo en alto las bolas negras que representaban los votos negativos, como venganza por su “puñalada trapera”. Publicó “El voto femenino y yo” y “Mi pecado mortal”. Al estallar la guerra ha de salir de España, relata ella misma en su libro “La revolución española vista por una republicana” que se horroriza del poco valor de la vida, en el Madrid del 1.936, los asesinatos y el horror. Teme por su vida. En su introducción a éste libro, Bouché, se narra que "Durante julio y agosto (de 1.936) Clara Campoamor permanece en el Madrid milicianado.
Observa el terror, las checas, los fusilamientos. Lo escribirá todo meses más tarde. Deja Madrid, dicen algunos que el 6 de agosto, pero ella afirma que en septiembre, rumbo a Alicante. No sabemos si en septiembre o ya en octubre, Clara Campoamor consigue embarcarse en un barco de bandera alemana rumbo a Italia, con la intención de pasar a Suiza. Varios falangistas planean asesinarla durante el viaje.”
El ostracismo fue la condena por su victoria homérica de la democracia. Pero cometió otro delito: ser masona, en la logia Reivindicación. Al igual que ella, la masonería fue condenada por Franco y despreciada mas tarde por la III Internacional Comunista por burguesa. Cuando en 1.951 quiso volver a España se la dio a elegir entre dos opciones: dar los nombres de los masones que conocía, o pasar 12 años en la cárcel.
Dijo que ser masona era un delito legalísimo cuando ingresó en la masonería. Eligió, otra vez, el ostracismo, el destierro y el olvido. Murió en 1972 y mandó que sus restos fueran incinerados, no en Madrid donde nació, sino en San Sebastián. Éste fue el lugar donde se encontraba cuando estalló la República.
No acabó ahí la pena impuesta a Dña Clara: La democracia actual la condenó a 30 años de olvido y de ostracismo.
El mortal pecado de poner el interés general por encima de una victoria partidista y el delito “legalísimo” de ser masona, sacrificaron la vida civil y política en España de Dña. Clara Campoamor. La democracia la condenó a 30 años de olvido.


Este año, tras el cumplimiento íntegro de la pena, se ha organizado la erección de su busto en el Congreso, que mirará, imagino, muy por encima del hombro a los políticos que pasen a su lado, la emisión de un sello con su faz serena y desafiante y hasta quieren poner su cara en los Euros. Ya han perdonado su “pecado mortal”, su “puñalada trapera”, y hasta han levantado el castigo del olvido desde la muerte de Franco, por ser masona, por ser demócrata y por ser republicana.

ROSARIO DE ACUÑA, UNA MUJER MASONA


¿Quien era Rosario de Acuña?

Rosario de Acuña y Villanueva nació en las tierras madrileñas en 1851, en cuna noble y emparentada con el viejo Obispo Acuña, aquel que encabezó el movimiento comunero castellano.

Rosario de Acuña tiene en Madrid una activa vida literaria y pública, no carente de polémica, pues sus obras teatrales, como El padre Juan, le traerían más de un problema. Finalmente deja la capital de España y a su marido, y se enzarza en una vida activa como colaboradora de Las Dominicales del librepensamiento, siendo uno de sus artículos el que cause todo un furo de las fuerzas reaccionarias " La jarca de la Universidad".

Durante toda su vida va a mantener la idea de la igualdad que pasa a estar presente en toda su obra, al igual que sus afanes librepensadores a través de los cuales expresa su peculiar idea sobre Dios como algo que está presente en toda la naturaleza, y por supuesto fuera de las manos de las Iglesias.

Rosario de Acuña, se inicia como masona en 1885 en la Respetable Logia Constante Alona de Alicante, -hoy bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia-; como masona utilizaba el simbólico de Hepatía, llegando a ostentar el grado 32 de la masonería escocesa.
Durante su estancia en Gijón no participa en los trabajos masónicos asturianos, lo que no quita para que ayude a sus hermanos masones en las tareas de proyección social, como pudiera ser la Escuela Neutra en cuya inauguración lee el discurso: El ateismo en las Escuelas Neutras.
Finalmente sus amigos del Ateneo Obrero de Gijón, entre los que se encontraban algunos masones, le ofrecen la Casa del Cervigón, donde pasará el resto de sus días en compañía de su compañero el francmasón Carlos Lamo Jiménez, abogado que participa en la logia Jovellanos de Gijón.

La ilustre librepensadora fallece en la jovellanista ciudad de Gijón, el 5 de mayo de 1923, y sus restos descansan el Cementerio Civil del Sucu (Ceares) junto a sus hermanos librepensadores.

La Laicidad

Al paso que van ocurriendo los acontecimientos y los movimientos migratorios tendremos que ir metalizándonos a que haya un cambio en la organización social de este país, a que más pronto o más tarde el Estado tenga que tomar la opción de la Laicidad. Hasta ahora no habían surgido problemas por esta razón pero no hay que dudar que en próximas décadas los inmigrantes de hoy sean nuestros políticos del mañana y que estos colectivos aporten sus religiones y sus costumbres. Así pues en un futuro la iglesia católica no será la única que pretenda llevarse un pedazo de pastel político/económico.
Y ahí será donde se pueda realizar la conversión de estado aconfesional pero dominado por antiguos tratados obsoletos con la iglesia en estado laico y la puesta en marcha de la separación del Estado de las instituciones religiosas. No será ni una catástrofe ni un atraso, al contrario será un paso hacia el progreso y hacia la paz entre las diferentes comunidades que conforman una nación. La laicidad funciona si el estado garantiza la total libertad de los cultos, así como la total libertad de expresión y de difusión del pensamiento, y no da trato de favor a ninguna comunidad ni a nivel financiero ni político. El estado no debe inmiscuirse en mantener relaciones entre las iglesias, ya que no debe reconocer a ninguna con distinciones. En el marco general de sus atribuciones políticas debe cuidar que cada una ejerza sus libertades individuales, cuidar del orden público y de la armonía social entre los ciudadanos.
A partir del momento en que el estado considera que la religión es un asunto definitivamente privado, las iglesias no pueden reivindicar ninguna ventaja, privilegio, o tratamiento particular, y aun menos pretender que se le asignen estatutos oficiales exceptuando el respeto de la ley común que rige la libertad de asociación. La ética laica conduce a la justicia social: igualdad de derechos e igualdad de oportunidades. Las condiciones de esta igualdad son: la educación laica, el derecho a la información y el aprendizaje de la crítica.
La laicidad esta basada en la diferenciación para cada ciudadano entre la esfera pública y la esfera privada: En la privada y personal la de la libertad absoluta de conciencia donde se expresan las convicciones filosóficas, metafísicas, las creencias, las practicas religiosas y los modos de vida comunitarios. La esfera publica, ciudadana, donde el ciudadano evoluciona a nivel social, económico, político y jurídico. Las reglas están claramente definidas y tienen como base los derechos humanos. Al reconocer la igualdad en los derechos humanos las leyes favorecen a todos por igual. Así los nacimientos, matrimonios, vida o muerte estarán regidos por leyes de igualdad y no por tendencias religiosas. La escuela laica debe por fin, preservarse de cualquier penetración económica, confesional o ideológica. La escuela no es un lugar donde se manifiestan o enfrentan las diferencias, es un lugar donde se suspenden de común acuerdo, particularismo y condiciones de hecho .La escuela debe desestimar cualquier forma de proselitismo. En una sociedad cada vez más multicultural, la laicidad puede enseñar a los individuos a cooperar, a encontrar las modalidades de una buena comprensión y a ayudarlos a armonizar sus diferencias.
Las ideas de la laicidad son las únicas que pueden crear de nuevo las condiciones de paz duradera ante los nacionalismos alimentados por el odio religioso y étnico. Los propios progresos de la ciencia no pueden estar influenciados de los grupos de presión sobre todo religiosos. El interés general y el respeto de la persona deben ser los únicos marcos de este progreso. La laicidad no es una cuestión del pasado, es una idea de progreso y debe ser institucional. Se funda sobre los principios humanistas forjados a lo largo de la historia y es la resistencia a la comodidad del pensamiento único, el pensamiento global que hace que se olvide el propio pensamiento racional y nos dominen los dogmas.
En resumen. La laicidad no es sinónimo de antirreligioso ni de contrario a las religiones,No pretende eliminar ni sacrificar las creencias si no el intento de que el Estado asegure la igualdad ante las leyes y la igualdad de oportunidades entre sus ciudadanos sea cual sea su opción religiosa. Dentro de unos años, este país no será ya tan mayoritariamente católico y tenemos que ir adaptándonos a ello.