miércoles, 30 de enero de 2008

Adios al tomate!!

Queridos blogueros.
El tomate se termina.

Dentro de tres días no volveremos a ver ese programa destructivo y metomentodo que hacían en tele 5 todos los días en la sobremesa.
Ese programa que todo el mundo niega ver, pero que es el primero en audiencia. Ya es raro que nadie lo vea y haya estado cinco años en el candelabro. Y es que este programa que todo el mundo critica y que todos han maldecido es uno de los programas con el que mejor he dormido la siesta. Porque yo si que veía todos los días el tomate.

Y sobre todo me reía mucho. Y aunque nadie lo haya apreciado, se han defendido muchos valores de la izquierda en ese programa en contra de algunas afirmaciones que hacían los entrevistados. Sobre todo refiriéndose a la homosexualidad y a la libertad de expresión. Pero la de verdad, porque por lo menos, ese programa ha sacado los colores a todo aquel y aquella artista, pintor, escritor, político, rey o marques que “cobrando” no les hubiera importado contarlo.

Este programucho, ha sacado los trapos sucios de mucha gente. Es cierto, no tenia derecho, pero sobre todo porque los que opinan que no tenían derecho no les importaría cobrar los derechos de contar sus trapos sucios como se hace en otros programas. Hemos podido ver a ana Obregón sin abrir la boca sobre su actual novio. Hemos conocido a compatriotas y la vida anterior del mismo Darek. Hemos comprobado como caía como castillo de arena un alcalde de la mismísima marbella y su amante /tonadillera... como un hijo de famoso salía con la marquesisima.

Hemos oído a cantantes, actores, toreros, actrices, y otros personajes contar, decir, y maldecir en el propio tomate. Hemos conocido los gustos de las marquesas atadas a los árboles, las amigas de nuestro Rey, las ultimas peripecias de algún gran hermano, la separación de la princesa, los gustos de Marichalar, etc etc….. Todo podría haber salido en un programa nocturno rosa, pagando lo que hiciera falta, y por esa razón seguramente no ha gustado mucho, y por lo pesados e insistentes que son los tomatitos.

En fin,…… que si el tomate ha sido un mal programa, vamos a esperar que buen programa nos ponen.

La tele, esta muy mal, que si Karmele en una isla, que si Sara Montiel nos cuenta sus penas, que si la noria nos comenta como quiso Anita Obregón a un jugador de baloncesto, el programa de concurso de turno, el programa de preguntas de primaria, yo que se!!!. Solo nos falta el 1, 2,3 y los teleñecos.

Te voy a echar de menos tomatito!!!!!

miércoles, 23 de enero de 2008

Las cacicadas de la supernena

Me resulta cuanto menos “sospechoso” que la edil de Urbanismo eleve a jefas de servicio a dos señoras interinas. Sobre todo por el motivo de la decisión. No son de fiar los actuales jefes de servicio. ¿A que se referirá Sonia Castedo con que no son de fiar? ¿Quizás querrá decir que no transigen con cualquier petición de pasar por alto pequeños detalles insignificantes como las tramitaciones o aceptaciones de Planes o Pais?

Esa puede ser una buena razón, ya que como funcionarios con pleno derecho y con su plaza ganada pueden dar su opinión sin perder su puesto de trabajo. También puede ser esa desconfianza porque quizás no militen en su partido político (el de Sonia, se entiende).

Cosa que deberían revisar los sindicatos, por supuesto los que no son amarillos, ya que se podría entender como una presión laboral. Puede ocurrir que hayan hecho algún comentario sobre la necesidad de sacar de una vez el PGOU, y por eso ahora la todopoderosa Sonia, les castigue a un rincón con los brazos en cruz y con libros sobre ellos, como las buenas maestras del franquismo. Y en contraposición, da a entender, que a las dos interinas que “tan bien le caen “a la supernena, les están haciendo la cama, como comúnmente se dice, puede que a sabiendas de las mismas o en su ignorancia sin darse cuenta. Les están “obligando” a estar del lado de los deseos de Alperi, a cambio de un futuro” concurso oposición”, donde ellas encuentren fácilmente su tan anhelada plaza. Una oposición de esas que se colocan los fieles y se desplaza a los infieles. Eso si, siempre se portan bien hasta entonces.

No se, se pueden elucrubar tantas cosas sobre esa decisión tan poco clara, que conociendo el paño no me extrañaría ninguna de ellas. ¿Quien sabe de donde viene el jaque mate?

viernes, 11 de enero de 2008

La Nueva Milla de Oro

A mi cada día me cuesta mas creer que el ayuntamiento de alicante no tiene confeccionado y totalmente acabado el PGOU de esta ciudad. Me cuesta mucho creer que vayan dando saltos y tomando decisiones a salto de rana. Que se vaya a poner un Hipercor en un punto de Alicante, no es una cosa que se haga de la noche a la mañana.
Todo el mundo sabe ya el rumor de que el siguiente irá en la cochera de Masatusa, así que luego no nos extrañemos cuando lo pongan. Dice Castedo que cuando se concedió la licencia, el grupo socialista de la oposición en el ayuntamiento voto a favor, o sea que conocía de la existencia del futuro centro comercial. Sigue quedando personal de aquella etapa en el grupo, no entiendo porque no se adelantaron a este notición. ¿Como puede ser que con una media de 8 horas diarias, que es lo que me imagino que deben trabajar, se les escapan tantas y tantas cosas que están dentro de los departamentos que deben cubrir? Pero esa cuestión los ciudadanos ya la tenemos también asumida.
Así pues, de la noche a la mañana tenemos una zona en Alicante donde ya hay un Lidl, un Ikea, un Centro Comercial Isla de Corfú (de Cívica, versus Ortiz) un centro comercial con un Hipercor, cines, hoteles; el macro centro deportivo-lúdico-especulador a doscientos metros, y todo sin apenas darnos cuenta los ciudadanos y el Rey Luís. Y los terrenos colindantes todos con edificaciones de las grandes promotoras de esta ciudad. Y sin ningún proyecto escolar, centro medico, ni social público en los alrededores, que para eso están allí ya los colegios concertados, para ocuparse de los cientos de niños que vivirán en un futuro en esa zona. Y si los que tienen ese Plan guardadito quieren, tendrán la Vía Parque que rematará la manzana. Que casualidades tiene la vida, ¿no?