miércoles, 23 de enero de 2008

Las cacicadas de la supernena

Me resulta cuanto menos “sospechoso” que la edil de Urbanismo eleve a jefas de servicio a dos señoras interinas. Sobre todo por el motivo de la decisión. No son de fiar los actuales jefes de servicio. ¿A que se referirá Sonia Castedo con que no son de fiar? ¿Quizás querrá decir que no transigen con cualquier petición de pasar por alto pequeños detalles insignificantes como las tramitaciones o aceptaciones de Planes o Pais?

Esa puede ser una buena razón, ya que como funcionarios con pleno derecho y con su plaza ganada pueden dar su opinión sin perder su puesto de trabajo. También puede ser esa desconfianza porque quizás no militen en su partido político (el de Sonia, se entiende).

Cosa que deberían revisar los sindicatos, por supuesto los que no son amarillos, ya que se podría entender como una presión laboral. Puede ocurrir que hayan hecho algún comentario sobre la necesidad de sacar de una vez el PGOU, y por eso ahora la todopoderosa Sonia, les castigue a un rincón con los brazos en cruz y con libros sobre ellos, como las buenas maestras del franquismo. Y en contraposición, da a entender, que a las dos interinas que “tan bien le caen “a la supernena, les están haciendo la cama, como comúnmente se dice, puede que a sabiendas de las mismas o en su ignorancia sin darse cuenta. Les están “obligando” a estar del lado de los deseos de Alperi, a cambio de un futuro” concurso oposición”, donde ellas encuentren fácilmente su tan anhelada plaza. Una oposición de esas que se colocan los fieles y se desplaza a los infieles. Eso si, siempre se portan bien hasta entonces.

No se, se pueden elucrubar tantas cosas sobre esa decisión tan poco clara, que conociendo el paño no me extrañaría ninguna de ellas. ¿Quien sabe de donde viene el jaque mate?

No hay comentarios: