domingo, 11 de mayo de 2008

Caviar para todos


Llamar izquierda caviar a un grupo de ciudadanos, preocupados por lo que le ocurra a esta ciudad no es malo. Unos ciudadanos de diferentes partidos políticos de izquierdas que una vez comprobado que a quien correspondía, no vetaba y si votaba un plan llamado Rabassa y que por esa razón se unen sin carné alguno, sin sueldo alguno y con el único plan de trabajar en su tiempo libre para evitar que esta ciudad siga en manos de quien está, no es malo. En el articulo del compañero Andrés Cremadas y Luís Almarcha (no entiendo porque no lo firma también), hay muchas apreciaciones en las que estoy en común acuerdo con ellos. Por ejemplo, que Etelvina no ha cumplido su falsa palabra de quedarse hasta el final con la de veces que nos lo aseguró, y si que ha cobrado su cheque en blanco. En lo que discrepo (y eso tampoco es malo) es en lo de que Blas no haya abandonado nunca su responsabilidad. La abandonó en el momento en que sus amistades fueron mas fuertes que sus ideales en el día en que pensó que él era un mirlo blanco y los demás nos lo íbamos a creer. Siendo el último en ganar unas primarias en el PSOE alicantino y tras conseguir un nuevo avance en votos y en número de concejales socialistas en el Ayuntamiento ahora olvida todo y se va con el creador y ejecutor del Plan Rabassa, si, ese que votó el mismo Blas y el mismo Franco. ¿Eso es caviar o moho podrido? Sigo diciendo que como ejemplo de fin de curso, lo de Blas no tiene nombre. Y para colmo de males el Hércules no nota su presencia. Queridos compañeros, no se puede hablar de lo que se desconoce, así pues os invito a participar en la Quincena de la Ciudad, que organiza la PIC, y a su cena, donde serviremos caviar, pero no a costa de los ciudadanos, ni por gracia de Ortiz

No hay comentarios: