viernes, 20 de junio de 2008

Lo irracional del Conseller de Educación

El conseller Font de Mora se debe creer que es papa Noel.

Lo dice y se lo cree eso de que esta favoreciendo a la comunidad escolar con sus ideas. La última que ha tenido y que ha sido por petición de once escuelas públicas de toda la comunidad es que los niños ahora van a llevar uniforme. Lo que nos faltaba a los padres que hemos elegido la opción de llevar a nuestros hijos a una escuela plural y pública. Este conseller no debe saber el significado de esta palabra y lo que es peor ignorar de donde vienen sus fuentes. Ahora no contento con desfavorecer la nueva asignatura proponiéndola que se de en ingles (cosa que ya veremos si legalmente consigue hacer) sin profesorado preparado y dando libertad a los padres para la elección de temas y trabajos, ahora quiere que todos los niños sean iguales enfundándoles en un babi o un uniforme que lo único que hará es encarecer el gasto que tiene la obligatoriedad de la educación.

Lo que más me chirría es su frase en la que dice que las ventajas del uniforme son: la comodidad y la desaparición de las marcas en la vestimenta infantil, los beneficios «psicológicos» o la «seguridad». En este sentido, afirmó que «cuando hay un niño con uniforme fuera de su ámbito, se ve perfectamente que está fuera de su ámbito». O sea que donde digo seguridad lo que quiero decir es control. Muy liberal todo y muy igualitario. Lo de las marcas es lo que mas me ha gustado. Pobre niño rico. Font de Mora hace tiempo que no baja a los ruedos y no sabe la realidad educativa de nuestras escuelas publicas. Un ámbito que debe ser de libertad y de aprendizaje de modos y formas, no de represión y reclusión. La Conselleria de Educación quiere hacer una escuela monocolor, no plural y multicultural. Represiva y con una sola idea moral, la cristiana.

No hay comentarios: