martes, 30 de marzo de 2010

El Interés por el olvido




Lastima de memoria tirada a la basura por una decisión impropia de seres humanos. Seguramente esta no habría sido la decisión tomada, si fuera hija o nieta de alguno de aquellos asesinados, hombres mujeres o niños, decapitados, mutilados.


Civiles muertos gratuitamente en una lucha de la que la única culpa que tenían era vivir en Alicante o estar en aquellos momentos en el mercado. En lo que hoy es la plaza de las Flores, paradoja divertida. Un numero indeterminado de muertos, en torno a los 300, y miles de heridos han pasado a la historia inadvertida cubiertos por una placa, que según las palabras de la concejala dirá: "en memoria de los hombres mujeres y niños muertos en esta plaza el 25 de mayo" (no se si decidirán poner el año o tampoco).

Y nuestros hijos y nietos, cuando pasen por esa plaza se preguntaran:¿ y de que murieron? Y ahí viene el triunfo de esta cagada de placa; dependiendo de cada familia o de su interés por la historia reciente ocurrida en este país le comentarán: no se, creo que en la guerra, o sencillamente, no se hijo ahora mismo no me acuerdo, y se irá perdiendo la historia. Solamente contaremos lo ocurrido aquellos que nos ha importado saber de nuestro pasado, aquellos que han perdido allí a un familiar y que no quiere olvidar lo malo como no olvidan lo bueno.


Seguimos ocultando hechos y realidades, y el ayuntamiento de Alicante no tenía que haber tenido miedo de pronunciar la palabra fascista, bombardeo ni asesinato, a no ser que para ellos signifique posicionarse en uno u otro bando. Que poco significa Alicante para este ayuntamiento, y que poco quieren mantener las raíces y los hechos, aun ha sabiendas que hoy es hoy y ayer fue ayer. Y encima esta noche dormirán tranquilos pensando en que han cumplido con el deber, que han satisfecho a los ciudadanos y ciudadanas nombrando a una plaza de la peor forma posible, con el olvido de la realidad.


Cualquier día ponen el nombre de un pederasta a una plaza, sin darle mayor importancia tampoco.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esta mañana cuando he oído la noticia me he sentido igual que tú. Es una deshonra y una vergüenza para todos los alicantinos y para los que no lo son. Esa gente NO se murió, la mataron.
Mariemi