sábado, 24 de julio de 2010

Este es un poble vell, hi ha un altre Alacant




Dice nuestro Himno de Alicante, "no es este ja el poble vell, es altre Alacant".
Yo mejor diria: "Este es un poble vell, hi ha un altre Alacant".

Seguramente muchos alicantinos no saben que existen dos Alicantes. Yo lo he descubierto hace poco, puesto que no voy mucho hacia esa zona que cada dia es diferente y cada dia tiene calles nuevas y nuevas avenidas. Y he decidido que cada vez que vengan amigos a visitarme en vez de llevarles al castillo que siempre está el ascensor roto, les voy a llevar al otro Alicante.

Ese que está pasado el Postiguet, con grandes avenidas, arboledas frondosas, aceras amplias por las que pasean dos madres con sus cochecitos sin tropiezos, bares y heladerías con juegos para niños, así mientras tomas una cerveza o o un helado tus hijos juegan, te dejan tranquilo y estan vigilados al mismo tiempo, un tranvía moderno que lo atraviesa entre césped y flores, donde las paradas del tranvia se asemejan a las instalaciones modernas de cualquier ciudad de Europa, las calles todas con dos o mas carriles, grandes rotondas, las casas todas separadas las unas de las otras y rodeadas por jardines, piscinas y aparcamientos privados, campos de golf, y sobre todo un Alicante sin zona azul.

Puedes aparcar donde quieras, incluso en la puerta de tu casa y eso se nota ya que todos los alicantinos que pasean por esas calles sonríen y son felices.

Sin embargo en este Alicante en el que yo vivo las calles son pequeñas, no encuentras aparcamiento y si lo haces en la zona azul en la que vives tienes que pagar, no hay apenas árboles y las altas palmeras que antes habían las están quitando todas, no hay restaurantes y heladerías con parque para que jueguen tus hijos, todas las terrazas están sobre aceras recalentadas por el sol, en las aceras si vas con el carrito, los demás transeuntes tienen que bajar de la acera, para visitar un parque como hay tan pocos, hay que tener mucha suerte y que un banco esté libre para sentarte, todos los edificios están tan juntos que apenas pasa el aire ni la brisa del mar, son casi todos tan feos.. unos altos, otros bajos, unos antiguos al lado unos modernisimos, no hay una linea mas o menos igual ni siquiera en el centro de la ciudad. No hay tranvía entre césped porque el pequeño mini tranvia que va desde la falda del castillo hasta la Renfe es subterraneo, está sucia y fea y con unos contrastes muy disparatados gracias a la concejalia de estética, dos macetones rojos por aqui, tres color cerámica por allá, ahora unas flores que guelgan de arriba, ahora unas que están a ras del suleo, pero claro eso solo en el centro, y me parece que por lo visto tiene menos imaginación en este Alicante gris, que en el otro.

Como podéis comprobar, ¿para que les voy a enseñar este Alicante feo habiendo otro tan bonito? Quizás deberíamos plantearle a nuestra alcaldesa que nos lleve por un tiempo a vivir a todos al otro Alicante bonito mientras vuelve a levantar éste de nuevo en el que vivimos la mayoría, ya que también pagamos el otro con nuestros impuestos, y ya que están realicen las obras las empresas de siempre

No hay comentarios: